Exposición ‘El Cambio. Mutismos y resistencias,’ en el marco del proyecto de empoderamiento asociativo de jóvenes artistas colombianos en Francia

15/09/2014

En el marco del plan de Fortalecimiento de Políticas Públicas para la Vinculación y Atención de Colombianos en el Exterior, que lidera y coordina el programa Colombia Nos Une, y en desarrollo del proyecto de Empoderamiento Asociativo de Jóvenes Artistas colombianos en Francia que adelanta el Consulado General de Colombia en París, el pasado 4 de septiembre se inauguró la exposición ‘Cambio. Mutismos y Resistencias’ con trabajos de Carlos Bernal, Alejandro Cuellar, Marcela Barrios y David Garzón.  Es una iniciativa del Consulado General para propiciar y fortalecer la integración y el trabajo en equipo entre los miembros de la comunidad reunidos en torno a uno de los intereses que más motivan la migración colombiana hacia Francia como es las artes plásticas.

Esta primera exposición, de dos previstas para el segundo semestre 2014, es el resultado del proceso de convocatoria y selección llevado a cabo por un grupo de colombianos vinculados al medio de las artes y la cultura en Francia,  quienes, reunidos a instancias de un comité de trabajo colectivo auspiciado por el Consulado procuran apoyar y difundir el trabajo de jóvenes artistas residentes en Francia. En esta oportunidad, la concepción y montaje de la exposición contó con los aportes y orientaciones de las investigadoras y expertas colombianas María Isabel Quintana y Luz Alies Guinard. 

Este proyecto, que procura ser una respuesta a la necesidad manifiesta de que núcleos de colombianos en el exterior reúnan y convoquen sus esfuerzos para promover el desarrollo de talentos de otros colombianos, continuará durante todo el segundo semestre de 2014, y contará con una segunda exposición en el mes de noviembre.

 

El cambio. Mutismos y Resistencias

Inspirada en diversas transformaciones que se han operado en el Consulado, la temática propuesta a los artistas fue El cambio.

Esta sugestiva muestra nos presenta otros lados:

Mutismo: ¿Acaso voluntario? Se espera, se observa. ¿Acaso impuesto? Todo parece depender de otros…

Resistencia de quien lucha contra un retroceso o mantiene una conducta…

Unos esperan, otros no cambian; algunos viven en sí mismos la dialéctica entre la inmutabilidad y el devenir.

 

Marcela Barrios realiza un interesante trabajo fotográfico sobre el mundo mediterráneo, capturando en sus trabajos, bajo una mirada intimista, la atmósfera y la vida cotidiana de individuos comunes y corrientes. Se trata en sus fotografías de vidas lentas, de seres para quienes el tiempo pareciera no transcurrir o importar. Pero aunque para algunos la monotonía se ha convertido en hábito, viviendo sumergidos en el letargo y el mutismo, otros albergan la ilusión de un cambio: Francesca, a pesar de su vida rutinaria y aislada, no se confina en la obscuridad de su soledad, sino que dirige su mirada hacia el mundo a través de la ventana por la que entra una luz de esperanza.”

 

David Garzón Barbosa realiza un trabajo de instalación relacionado con textos narrativos de su autoría como El hombre que miraba al suelo, cuyo protagonista con poca escuela, por miedo de olvidar cómo leer, se dedicó a recoger cuanto escrito hallaba en el suelo mientras caminaba. Dice este relato inédito que ‘su actitud coleccionista cambió muchas de sus costumbres, e incluso produjo muchas transformaciones en su cuerpo: el hombre adquirió una increíble resistencia para realizar largos trayectos a pie’. Mediante la instalación en el suelo de textos encontrados y de papeles en los que transcribe fragmentos de su narración, el artista hace entrar al espectador en la dinámica de aquel caminante al reproducir un acto – mirar al suelo para poder leer - cuya insistencia se traduce en resistencia a un retroceso intelectual: el olvido.

 

La obra de Carlos Bernal tiene un carácter paradójico, tal y como puede apreciarse en (in)-volontaire. Este trabajo de dibujo y de ensamblaje que el artista recompone luego en video, pone de manifiesto dos estados mentales: uno obsesivo que lo impulsa a coleccionar tiquetes de metro usados y a adoptar, según lo asume el artista, ‘el dibujo como conducta’; otro que revela una progresión creativa que lo lleva a dibujar numerosas formas abstractas que cambian de manera aparentemente caprichosa, y que vistas sucesivamente en video, generan un movimiento que evidencia un dinamismo mental. Fijación y cambio constituyen una dialéctica que el artista llama un ‘diálogo entre el reflejo automático y el deliberado’.”

 

Luis Alejandro Cuéllar es un observador de los cambios atmosféricos. Sus fotografías recuerdan las pinturas de Eugène Boudin, precursor del impresionismo francés enamorado del cielo, en cuyos cuadros éste ocupa dos tercios, y más, del espacio de la representación. Luis Alejandro Cuéllar no cuenta ni los minutos ni las horas. Silencioso y paciente frente al cielo, en busca de sus movimientos, somete su punto de vista a los caprichosos vientos que esculpen las nubes con su cómplice, el sol. Las nubes se proyectan sobre las montañas modificando los volúmenes ante el ojo que contempla, entre cielo y tierra, la inmensidad y la belleza de los paisajes colombianos del Cauca.

Quintana Marín, María Isabel. “Artistas colombianos en el Consulado General de Colombia en París”. Progresivo, Revista de la Fundación Universitaria Bellas Artes. Medellín, septiembre de 2014.

font + font - contrast